HOLA! Volvemos con un post sobre asesoría de imagen y en este caso, vengo a hablaros sobre el protocolo de vestimenta en bautizos y comuniones. Estamos en plena época de eventos de día y muchas sois las que me preguntáis cositas, así que me parece muy buena idea haceros un resumen de cosas básicas que debéis saber y lo más importante, poner en práctica. 
La primera comunión o los bautizos como sabréis
son actos mas austeros que las bodas y por tanto el protocolo en la vestimenta
debe ir acorde a esta austeridad. Debéis partir de la base que son eventos de día y
normalmente en España son entre abril y julio.
Por otro lado, hay que recordar que este acto es
un ritual de la Iglesia Católica y un evento familiar, por lo que el único
protagonista es el niño que recibe el sacramento de la primera comunión.

  • La madre del niño puede ir con traje chaqueta ya
    sea falda o pantalón. En colores pastel o con un vestido coctel. Es mejor que tu vestido sea de corte clásico, y
    que le des un toque moderno jugando con los complementos.
  • No se recomiendo llevar tocado, pero si os apetece puedes utilizar una diadema o un tocado mini. No debe llamar la atención.
  • Para el cabello, no hace falta hacer grandes recogidos ni peinados demasiado elaborados. Se está dejando de llevar el liso extraplanchado, pero irás perfectamente peinada si llevas una melena suelta, unos rizos desordenados o un semirecogido estiloso. Hay diademas y tocados pequeños que son preciosos siempre que vayan en consonancia con el vestido elegido. Las coronas de flores, o broches metálicos pueden dar a tu atuendo un look boho chic muy actual.

  • Nada de trajes carísimos ni vestidos de noche,
    recordad que es un evento austero y religioso. Hay que actuar con mesura y
    discreción.
  • A diferencia de una boda, el blanco está
    aceptado como color para vestir en una comunión, es más, está muy de moda este
    año combinar este tono con cualquier otro (negro, marino, fucsia…) Los colores
    más apropiados para vestir son los más primaverales: tonos
    naturales y neutros, blancos, cremas, tizas.
  • Los padres del niño que celebra la
    comunión son los que marcan la etiqueta en este
    tipo de eventos, sobre todo en el caso de los hombres (si el padre no lleva
    corbata, por ejemplo, sería una descortesía que los invitados sí la llevasen).
    Nunca hay que ir más elegantes que los progenitores.
  • Como es
    un acto que se celebra por la mañana, lo más apropiado es ponerse un vestido
    corto
    , es decir, a la altura de la rodilla o que termine unos palmos por
    encima de éstas. 
  • Los trajes sastre, tanto de falda como de pantalón son una
    opción perfecta. Se llevan los estampados florales y vichy. Aunque ten en cuenta que las rayas horizontales y los grandes estampados aumentan el
    volumen corporal. Los plisados tampoco estilizan demasiado.
  • Es aconsejable vestir una chaqueta a juego con el vestido por dos razones: por etiqueta,
    en la iglesia, ya que está mal visto estar con los hombros al aire durante la
    misa, y por lógica, ya que el tiempo en primavera es muy
    traicionero.
  • Otra opción muy actual son los monos o pantalones con caída y tejido sutil. Quedan muy
    estilosos, tanto con tacón como con zapatos planos. 
  • Los bolsos pueden ser tipo sobre y pequeños o incluso de hombro. Evitad tanto los bolsos de diario como los clutch metalizados o joyas,
    propios de las bodas y la noche.
  • Al
    ser un evento diurno, el maquillaje debe ser suave y natural. Nada de ojos ahumados o muy marcados.
  • Sé atrevida y realiza tus propias combinaciones, con los zapatos y bolsos, ya no es tendencia llevarlos del mismo color.
  • No hay nada más horroroso que combinar
    tu vestido con la corbata de tu pareja: no te olvides que vas a un
    acto religioso.
  • Los guantes hasta los codos, no podéis llevarlos nunca, solo se utilizan en alta etiqueta y de noche, incluyendo los de ganchillo que también están prohibidos.
  •  Está
    prohibido vestir de negro o tonos muy oscuros. Minifaldas, escotes vertiginosos
    y espaldas al descubierto tampoco están bien vistas.
  •  Y
    por último, cuida las joyas que te pones. La alta joyería no es muy aconsejable, al ser un evento de
    día. No abuses de dorados ni grandes piezas. Lo mismo se puede decir de los
    complementos, por ejemplo, las gafas de sol.
Espero que os haya gustado el post y no olvidéis todos estos detalles en vuestros próximos eventos. Nos volvemos a ver el miércoles con más fotos!
MUCHAS RISAS Y MUCHOS BESOS!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here